pero…¿Qué es el Bushcraft? 🔥🌳

¿Aún no sabes qué es y en qué puede inspirarte y aportarte el Bushcraft? Ya os hemos compartido el estupendo artículo de @pedagogia_caracol sobre ello en redes y aquí te añadimos algunas pinceladas sobre el tema; si te atrae…¡es el momento! Las plazas se están llenando para nuestro Curso de Bushcraft en Cantabria el 26-27 de marzo impartido por @bushcraft.school. ¡Nos quedan muy poquitas y no queremos que te quedes sin la tuya!

Así que…¡Te contamos un poco más, si esto del Bushcraft aún no te es conocido!

Según la definición de Bushcraft, éste abarca un conjunto (amplio, y no se trata de un “listado cerrado”) de habilidades y conocimientos que tienen como fin “la supervivencia”; el ser capaces de prosperar en el medio natural con nuestros propios medios y unos recursos mínimos.

Se trata de habilidades básicas y en gran medida olvidadas, pero que sin duda nos pertenecen como especie (gracias a ellas estamos aquí): encender fuego, construir un refugio, encontrar agua, recolectar comida y prepararla, reaccionar ante una emergencia con ciertos elementos naturales y otros complementos, como cuerdas y algunas herramientas, (como navajas o sierras de mano),….

En definitiva, ser relativamente autosuficientes en la Naturaleza y ser capaces de generar, con nuestra imaginación, y ante una situación dada (creada o por necesidad), una respuesta idónea con los recursos naturales a nuestro alcance y, en algunas ocasiones, herramientas básicas.

Pues bien, hoy en día con nuestras vidas “cómodas” y demasiado desvinculadas de la Naturaleza, y sin ninguna necesidad urgente de buscar agua, encontrar comida, o hacer fuego para sobrevivir; así como con un techo sobre nuestras cabezas: ¿para qué queremos el Bushcraft?

Lo primero, porque, os diremos: ¡es muy entretenido y divertido!. Y, aunque la mayor parte de vidas actuales son urbanitas, esta pulsión de supervivencia sigue sin sernos ajena. Seguramente has observado que, de manera innata, muchos niños en la Naturaleza suelen elegir dedicar parte de su tiempo, de manera espontánea, a tareas como “cocinitas de bosque” con elementos variados, a construir refugios o imaginar herramientas con palos (¡ese maravilloso y versátil elemento!). El proporcionar a los niños, de manera adecuada a cada edad, entornos y herramientas específicas para desarrollar proyectos siguiendo (e impulsando) su imaginación, así como encender fuego de modo seguro, encontrar y cocinar comida “de verdad”, se convierten en actividades increíblemente motivadoras. Contribuyen poderosamente, por otra parte, al desarrollo de múltiples habilidades (desde motoras o de resolución de problemas, hasta sociales, comunicativas y emocionales), así como a la implicación de todos sus sentidos, y, sin duda, a la práctica natural de la atención plena. 

Además de beneficios en la infancia; para la etapa de la adolescencia, que muchos contemplan como el paso a un periodo en el que el entorno natural carece de suficientes estímulos o provoca mayor indiferencia, el reto que implican proyectos más exigentes de Bushcraft, pueden constituir todo un desafío lleno de alicientes, que pone en práctica de habilidades sociales, el desarrollo de la autoestima, y la conexión profunda con el entorno, entre otros .  

Como adultos, el manejo de estas técnicas nos puede aportar muchísimo tanto si las queremos ofrecer a niños más o menos mayores (como madres, padres o como educadores) o bien a nosotros mismos, como amantes de la Naturaleza y practicantes de deportes al aire libre, campismo, montaña…ya que nos proporciona una serie de conocimientos y habilidades que son totalmente útiles y aplicables : ¿cómo montar un refugio rápido para guarecernos de la lluvia en pleno bosque, sin techo alguno a la vista? ¿cómo acampar de modo seguro? ¿sabríamos elaborar un pequeño refugio de emergencia en el caso de que nos sorprendiera la noche u otra circunstancia imprevista? ¿seríamos capaces de calentarnos? ¿y de orientarnos y guiarnos? ¿y si probamos a construir una pequeña mesa o soporte con palos, para almorzar? ¿sabríamos fabricar una escalera de emergencia? ¿y una camilla improvisada para evacuar a un accidentado? Por mencionar sólo algunas de las infinitas opciones que nos puede abrir el Bushcraft

Por otro lado, dicha amplitud del Bushcraft hace que no sólo se enfoque en lo que propiamente llamamos “habilidades de supervivencia”, sino que invita a la generación de múltiples elementos de juego y disfrute con elementos tan básicos como palos y cuerdas: creación de columpios improvisados, tirolinas, puentes colgantes…todo un despliegue de diversiones sin fin en el marco de un entorno natural, para el disfrute de los peques y mayores.  

En definitiva, encontramos en la base del Bushcraft una muy poderosa conexión con el entorno, con nosotros mismos y con nuestra esencia como seres pertenecientes a la Naturaleza. Toda una invitación al desarrollo de habilidades nuevas, o quizá a que las recuperes; a la observación, a la capacidad creadora y, por último, pero no menos importante, a la inmersión en otros ritmos, más lentos, más sentidos, derivados de los auténticos procesos; y de la unión del razonamiento, la creatividad y los elementos naturales, dependiendo del lugar y de las circunstancias, para dar cabida a muy variadas necesidades. Partiendo siempre de la base del mínimo impacto y máximo respeto posible a nuestro entorno, sin lo cual nada de lo explicado anteriormente tendría sentido.

Como puedes ver, ¡se trata de todo un mundo por descubrir!     

Deja una respuesta